Masaje perineal

El masaje perineal es una de las técnicas que se utilizan para preparar el periné de la futura mamá para el momento del parto. 

Se ha demostrado que tiene mucho interés realizarlo a partir de la semana 34 del embarazo. Se recomienda practicarlo a diario o en días alternos. Puede hacérselo la futura mamá a si misma, o puede realizárselo la pareja. 

Embarazo y suelo pelvico

¿CÓMO SE REALIZA EL MASAJE PERINEAL?

El masaje perineal se realiza a nivel externo, en la zona del periné (vulva y alrededores), y a nivel interno, en la entrada de la vagina. Para el masaje externo se recomienda utilizar un aceite de calidad (por ejemplo, de Rosa Mosqueta), y para el interno un lubricante de base acuosa (lubricante vaginal hidrosoluble).

Aconsejamos realizar el masaje con movimientos en “media luna” y aplicando presión en ciertos puntos. Para realizarlo de forma más fácil y entendible para la mamá, nos imaginamos que la apertura vaginal es como un reloj y haremos movimientos en ciertas horas, como las 3, las 6 y las 9.

Es importante tener en cuenta que el masaje perineal nunca debe doler o generar molestia. Debe realizarse con movimientos lentos, aplicando presión en el tejido y estirándolo de forma amable. Se empezará a realizar siempre con un solo dedo, y si no resulta doloroso, se podrá hacer progresivamente con dos dedos más adelante. A medida que se vaya realizando el masaje, cada vez se notará que se podrá estirar más el tejido sin ofrecer una resistencia inicial, aunque la intención tan solo es lograr que la zona vulvar llegue al día del parto sin edema, que haya una buena circulación y los músculos del suelo pélvico se muestren distensibles.

Debe tenerse en cuenta que, aunque realicemos el masaje perineal de la mejor manera, ello no nos asegura que en el momento del parto no nos tengan que aplicar una episiotomía o se produzca un desgarro vaginal. Esto dependerá del equipo médico que atienda en el parto, y de otras cuestiones que a veces no se pueden prever ni controlar. 

Lo que sí es cierto, es que el masaje perineal en sí, es beneficioso. No solo para intentar evitar una episiotomía o desgarro, sino que también hará que esta zona esté más “sana” y que se “descongestione”, ayudando a evitar los incómodos síntomas de pesadez o congestión vulvar que se pueden dar sobre todo al final del embarazo.

CONFÍA EN UN FISIOTERAPEUTA ESPECIALIZADO EN SUELO PÉLVICO

En RAPbarcelona te acompañaremos durante el embarazo enseñándote a aplicarte el masaje perineal y, si quieres, informándote sobre otras muchas cuestiones útiles para favorecer la vivencia del parto como una hermosa experiencia en la que la mamá y su acompañante colaboran por facilitar el nacimiento del bebé. Tenemos packs especialmente diseñados para el embarazo en los que formamos a la futura mamá y su pareja (o acompañante) sobre el parto, lactancia, cuidados del bebé y gimnasia preparto. Anímate a venir, te ofrecemos la oportunidad de comprender el proceso corporal y emocional del parto, de aprender a explotar los recursos de que disponen las mamíferas para facilitar la salida del bebé, de desmontar mitos, quitar misterio y poder vivir feliz y conscientemente una de las experiencias más importantes de la vida.

Contactar

Rellena los siguientes campos y para que nos pongamos en contacto contigo

Not readable? Change text.
0

Start typing and press Enter to search