In consejos, deporte, suelo pélvico

¿Haces abdominales para mantener la figura y un vientre plano? ¡Cuidado! ¡Puedes estar lesionándote!

Imagínate tu zona central del cuerpo como un tubo de pasta de dientes, y la zona inferior de nuestro tronco, el suelo pélvico, es como el culo del tubo: al hacer abdominales estamos apretando el tubo en la zona media, haciendo que la pasta de dientes se deslice hacia el tapón y hacia el final del tubo. Si el final del tubo está cerrado débilmente y apretamos mucho esta zona puede romperse y hacer que la pasta de dientes se desparrame…

En los abdominales tradicionales, elevamos el tronco o las piernas, y trabajamos sólo la musculatura más superficial, la conocida “tableta de chocolate”. A la vez, por la posición y el cierre que realizamos, se crea mucha tensión en el suelo pélvico, así como en las lumbares y las cervicales.
A parte de esto, nuestras lumbares y nuestras cervicales sufren, porque la posición y la fuerza, hacen que los discos intervertebrales (las zonas entre vértebras) se deslicen fuera de su zona, pudiendo crear las conocidas protrusiones y hernias.

En cambio es más interesante trabajar la musculatura más interna, que es la que hace que esas fuerzas que hacemos, se vayan hacia donde deben ir. Si en vez de presionar el tubo de pasta por el centro, lo recogemos desde la zona final hacia arriba, la pasta de dientes se desplazará hacia la zona que está diseñada para que salga, por el tapón. Pero para eso deberemos tener el tapón abierto ¿No? ¿Como realizamos eso en nuestro cuerpo? Pues debemos tener la respiración libre, y no realizar una apnea conteniendo la respiración cuando hagamos una contracción.

¿Y como recojo bien desde abajo mi “tubo de pasta”? Pues deberemos realizar la contracción de mi musculatura abdominal con una contracción de suelo pélvico primero, y con la activación de nuestra faja natural abdominal después. Teniendo la sensación de que recojo desde abajo hacia arriba.

Un tipo de ejercicio que nos va a ayudar a fortalecer nuestra zona abdominal, será la Gimnasia Abdominal Hipopresiva. Aquí trabajaremos sin realizar presiones sobre nuestra zona abdominal, ¡evitando así escapes de “pasta de dientes”! 😉

Si te ha interesado, suscríbete a nuestro boletín y síguenos en Facebook y Twitter.

¡Hasta pronto!

Recent Posts

Escribir un comentario

Contactar

Rellena los siguientes campos y para que nos pongamos en contacto contigo

Not readable? Change text.
0