In dolor, embarazo, Fisioterapia, osteopatía, parto, preparto, suelo pélvico

Durante el embarazo, para poder ayudarte, desde la fisioterapia y la osteopatía es imprescindible conocer todos los fenómenos fisiológicos y patológicos del cuerpo. En concreto sobre la reproducción humana, los cambios estructurales y hormonales, así como el feto y el desarrollo. Este conocimiento será importante para tratar, pero también para cuando no hay que hacerlo, conociendo las contraindicaciones que puedan haber.

Tenemos que saber que más de la mitad de las embarazadas refieren algún tipo de dolor músculo-esquelético durante la gestación, y esto se dará por un desequilibrio en este proceso (muscular, postural,…). La lumbalgia es una de las consultas más frecuentes y que afectan más a las mamás. Esto normalmente es causa del cambio de centro gravitatorio en el cuerpo, y la hiperlaxitud de las articulaciones que se preparan para el momento del parto. Los tratamientos serán tanto para tratar posibles compensaciones inadecuadas de la musculatura o las articulaciones, como para enseñar una buena postura al paciente y ejercicios para que el conjunto del cuerpo sea funcional y no provoque dolor.

Los cambios en la circulación también dan sintomatología común en las embarazadas, sobretodo las piernas “infladas” y cansadas. Es normal que durante esta etapa, haya una mayor circulación hacia los órganos pélvicos, para asegurar el crecimiento y seguridad del feto, pero esto suele hacer que haya congestión pélvica y en los miembros inferiores. Aquí normalmente se enseñan posiciones descongestivas, así como una buena posición con la “barriga alta”, o drenaje linfático para ayudar al sistema linfático que puede estar un poco comprometido.

El suelo pélvico también sufrirá mucho durante el embarazo, i no solo por el parto. Pensemos que está aguantando el peso del bebé, placenta, útero,…, y encima se está relajando para prepararse para el parto. Por eso es muy recomendable hacer ejercicios encarados a que el suelo pélvico esté descongestionado, elástico, y tenga capacidad de contracción.

Por eso es importante que hagas una buena preparación y seguimiento de tu embarazo por un fisioterapeuta especializado, y no sólo por tu ginecólogo de confianza. ¡Cuidate durante tu embarazo, es clave para el postparto!

Artículos recomendados

Escribir un comentario

Doce + siete =

Contactar

Rellena los siguientes campos y para que nos pongamos en contacto contigo

Not readable? Change text.
0

Start typing and press Enter to search