In consejos, dolor, Fisioterapia, hombre, suelo pélvico

Hablemos de dolor…

El dolor es una alarma que se activa en el cerebro cuando éste interpreta que alguna parte de nuestro organismo está en peligro. Puede tener distintas características (punzante, sordo, fuerte, suave…) y sufrirse durante un período de tiempo corto o largo.
Según el tiempo que dura el dolor, lo llamamos agudo o crónico. Se considera dolor agudo el que dura menos de 3 meses, y se produce por la lesión de algún tejido del cuerpo. Éste dolor sirve para que reacciones “cuidando” la zona lesionada, y gradualmente poder volver a la normalidad a medida que el dolor vaya desapareciendo. En cambio, se considera dolor crónico al que dura más de 3 meses (o sea, no significa “para siempre” como mucha gente cree, sino que lleva mucho tiempo sufriéndose), y se caracteriza porque la lesión del tejido ya no es el principal problema. La perpetuación del dolor se ha producido por una “malinterpretación” de nuestro cerebro en lo que considera situación de peligro y pone en marcha la alarma de dolor cuando ya no era en realidad necesario.

Sabemos que el dolor crónico afecta a más de un 20% de la población mundial, y es uno de los problemas más complejos de abordar.

¿Y qué es el dolor pélvico?

El dolor pélvico o perineal es un dolor localizado en la zona de la pelvis. Éste puede producir diferentes sensaciones dolorosas como pueden ser:

  • Dolor continuo o intermitente. Si el dolor es continuo, no se calma ni aumenta en ninguna situación, movimiento o momento del día, imposibilitando incluso el dormir, deberemos consultar a un médico para poder descartar patologías que puedan ser malignas.
  • Dolor constante y de intensidad leve, o agudo y parecido a un calambre o pinchazo.
  • Puede ser un punto específico o sentirse difuso en la zona de la pelvis, sin poder localizarlo claramente.
  • A veces no lo sentimos como dolor, sino como sensación de ganas de orinar intensas, presión o molestia y a menudo interfiere en las actividades cotidianas de las personas que lo sufren.

El dolor pélvico general, suele solucionarse una vez se ha solucionado la causa que lo originaba: una episiotomía tras el parto, una infección, traumatismo,… Pero cuando éste no se soluciona en 3 meses, empezamos a hablar de Dolor Pélvico Crónico.

¿Qué causas pueden producir dolor pélvico crónico?

Las causas pueden ser desde ginecológicas (dolor en la menstruación, DIU, endometriosis, malposiciones uterinas, cicatrices internas tras cirugías…), gastrointestinales (Síndrome de colon irritable, Enfermedad de Crohn, fisuras anales, cirugías de hemorroides,…), genitourinarias (cistouretritis, cistitis intersticial,…), neurológicas (atrapamientos nerviosos,…), musculoesqueléticas (espasmos musculares, posturas incorrectas, deportes de impacto…), o psicosociales. En cualquier caso, cuando un dolor se ha cronificado, no es nunca por una sola causa. Un dolor pélvico crónico puede haberse iniciado a raíz de una infección de orina o de una cicatriz… pero deben sumarse otros factores para que se produzca la “malinterpretación” de nuestro cerebro acerca de la información que le llega de nuestro cuerpo y se produzca la perpetuación. Estos otros factores podrían ser, por ejemplo, el hecho de que el dolor inicial se haya producido en un momento de estrés emocional (fallecimiento de un familiar, pérdida del trabajo,…), una personalidad catastrofista, un desequilibrio músculo-esquelético (que hubiera algún músculo contracturado en la zona,…).

Es importante señalar que el Dolor Pélvico Crónico NO es exclusivo de la mujer, y también lo sufren hombres. Las causas pueden ser las mismas o diferentes (prostatitis, post-vasectomía,…), pero se deberán tratar igualmente.

¿Cómo se cura el dolor pélvico crónico?

El primer paso para saber cómo tratar el dolor es conocer más sobre éste. Una vez explicado qué es el dolor y como se comporta, en próximos posts hablaremos sobre su tratamiento.

Artículos recomendados

Escribir un comentario

10 + veinte =

Contactar

Rellena los siguientes campos y para que nos pongamos en contacto contigo

Not readable? Change text.
0

Start typing and press Enter to search