In menopausia

La menopausia proviene del griego mens, que significa “mensualmente”, y pausi, que significa “cese”, por tanto se define como el cese permanente de la regla o menstruación. Suele comenzar entre los 45 y los 55 años, pero varía mucho entre mujeres.

No se trata de un cambio repentino, sino que es un proceso progresivo que puede durar unos 4 años. Durante este proceso la producción de hormonas sexuales va disminuyendo, y podemos empezar a notar que las reglas comienzan a ser irregulares (se adelantan o se retrasan), y empezamos a notar los síntomas que mencionamos más adelante.

El proceso de la menopausia llegará a estabilizarse, y cesarán tanto las ovulaciones como las menstruaciones.

 

¿Qué síntomas son los habituales?

Se suelen manifestar varios síntomas, dependiendo del momento y de la mujer:

  • Reglas irregulares (que se adelantan o se retrasan, hasta que el proceso se estabiliza y cesan)
  • Síntomas propios de la ovulación como hinchazón y dolor en los pechos
  • Vientre hinchado
  • Insomnio, sueño más ligero y menos reparador
  • Mareos, vértigos
  • Dolores de cabeza
  • Sofocos
  • Cansancio
  • Malestar general,
  • Palpitaciones
  • Sudores repentinos, sudoración nocturna
  • Dolor durante las relaciones sexuales y sequedad vaginal,
  • Pérdidas de orina
  • Infecciones vaginales
  • Cambios emocionales y depresiones transitorias,
  • Osteoporosis

 

¿Se pueden mejorar los síntomas de la menopausia?

¡Rotúndamente SÍ! La respuesta es fácil: ¡sólo necesitas cuidarte!

Necesitamos cuidarnos un poquito más que en cualquier etapa de nuestra vida. Será importante controlar la alimentación y comer sano (evitar la cafeína, el alcohol, consumir alimentos con calcio y vitamina D,…) , y sobretodo realizar actividad física de forma regular.

No hace falta convertirse en una runner de la noche a la mañana (de hecho no nos interesará mucho), sino que con caminar 30 minutos al día ya estaremos ayudando mucho a nuestro organismo. Actividades como el yoga, pilates, o la gimnasia de mantenimiento en grupo son otras opciones a tener en cuenta. Será interesante que el ejercicio lo hagamos en grupo, ya que si lo pasamos bien haciendo ejercicio y nos sociabilizamos, a parte de generar una mejor rutina, ayudaremos a nuestro estado de ánimo.

 

¿Y la incontinencia urinaria, las relaciones sexuales,… pueden mejorar?

Como hemos hablado anteriormente, algunos de los síntomas de la menopausia pueden ser la incontinencia urinaria y las relaciones sexuales dolorosas. A parte de visitar a tu ginecólogo, que te ofrecerá todo un abanico de posibilidades para ayudarte, sería interesante visitar a un fisioterapeuta de suelo pélvico.

 

¿La fisioterapia me puede ayudar?

Desde la fisioterapia de suelo pélvico, podemos valorar el estado de tu suelo pélvico, y ayudarte tanto en los problemas de incontinencia urinaria, prolapsos,… Incluso en las relaciones sexuales. Piensa que en esta etapa, por la disminución de las hormonas sexuales, es normal que el tejido no esté tan lubricado como antes, pero hay muchos tratamientos que te pueden ayudar.

 

 

Por tanto, y como conclusión. Es importante que durante esta etapa te rodees de gente para seguir tan activa como antes, ¡o más! Cuídate, y acude a los profesionales que te pueden ofrecer los mejores tratamientos para que vivas esta cambio como el inicio de una etapa muy bonita.

 

 

Si te ha resultado interesante, síguenos en Facebook y Twitter para estar al día de todas nuestras noticias, consejos y actividades.

 

¡Hasta pronto!

Recent Posts

Escribir un comentario

Contactar

Rellena los siguientes campos y para que nos pongamos en contacto contigo

Not readable? Change text.
0