In consejos, deporte, suelo pélvico

No hay una edad para trabajar el suelo pélvico, se puede trabajar tanto en niños como en personas mayores, mujeres y hombres. Pero normalmente se suele trabajar el suelo pélvico cuando ya aparecen síntomas que indican que hay algún problema con él.

Una vez aparecen síntomas es que ya tenemos una disfunción más o menos instaurada (que podremos tratar en la mayoría de casos), pero si valoráramos y trabajáramos la zona antes de que empiecen los síntomas, nos evitaríamos muchas patologías o molestias. 

¡La prevención es clave para evitarnos situaciones y síntomas molestos!

 

Hay momentos especialmente vulnerables en la vida de una mujer como son el embarazo, el posparto y la menopausia en los que el suelo pélvico sufre unos cambios a los que se debe adaptar y en estos momentos es crucial ejercitar adecuadamente el suelo pélvico.

Además si la mujer realiza deporte de impacto como el padel, running o cross-fit deberá asegurarse que su suelo pélvico tiene el suficiente tono para resistir estos pequeños impactos.

El estreñimiento y la tos crónica son factores que también debilitan el suelo pélvico. En estos casos también se aconseja entrenar adecuadamente la musculatura del suelo pélvico junto con la musculatura profunda del abdomen.

 

Si no presentas ningún síntoma y crees que no estás en ninguna de las situaciones de más riesgo, ¡puede que sea el mejor momento para conocer tu suelo pélvico y así prevenir síntomas y patologías futuras!

 

Si crees que puedes tener algún problema, o simplemente tienes dudas o quieres tener un suelo pélvico saludable, acude a un fisioterapeuta especializado en suelo pélvico y te aconsejará sobre lo mejor para ti.

Es muy importante que entiendas que nunca es tarde. Aunque creas que ya tienes un problema que sólo puede solucionarse con cirugía, es muy importante que también realices ejercicios para tu suelo pélvico, y sobretodo aprendas cómo realizar las actividades de tu vida diaria para que éste siga saludable.

 

 

Si te ha interesado, comparte este artículo con tus amigos, y no olvides seguirnos en Facebook y Twitter.

 

¡Hasta pronto!

Artículos recomendados
Comments
  • Fatima Viena
    Responder

    Es una pena que en la mayor parte de los casos se empiece a trabajar cuando ya han aparecido los sintomas. Tratandolo de antemano y a tiempo podría fortalecerse y evitar esas sitiaciones

Escribir un comentario

Contactar

Rellena los siguientes campos y para que nos pongamos en contacto contigo

Not readable? Change text.
0