In consejos, disfunciones sexuales, dolor, menopausia, postparto, suelo pélvico

No es lo mismo hidratar que lubricar la vagina. Deberemos hidratar o lubricar nuestra vagina dependiendo de lo que queramos mejorar en cada situación.

Los lubricantes son muy conocidos para mejorar las relaciones sexuales, y es para eso para lo que los deberemos utilizar. Los lubricantes nos ayudaran en situaciones en los que la fricción en la vagina sea molesta, o sea en las relaciones sexuales. Estos lubricantes deberán ser de base acuosa, para que realmente no produzcan efectos colaterales indeseados.

Los hidratantes los utilizaremos cuando queramos tratar o mejorar la sequedad vaginal, pero no solamente en las relaciones sexuales. Estos hidratantes serán muy útiles por ejemplo en la menopausia, en la que el tejido vaginal sufre cambios, o después de situaciones que han dado como lugar una sequedad del tejido, o una “atrofia”. Estos hidratantes se suelen utilizar unas 2 veces por semana, y serán muy útiles para mejorar el tejido. Aunque no debemos olvidar la hidratación general de nuestro tejido, bebiendo entre 1’5 l y 2 l al día, ya que sin ese aporte de agua será mucho más fácil tener sequedad.

¿Cuál es tu caso? Si no estás segura, puedes visitar a tu ginecólogo o fisioterapeuta de suelo pélvico y exponerle tus dudas; él te ayudará a decidir qué producto es el mejor para ti.

Si quieres realizar una valoración de suelo pélvico con Fisioterapeutas expertos, ¡no dudes ponerte en contacto con nosotros!

Artículos recomendados

Escribir un comentario

siete − 6 =

Contactar

Rellena los siguientes campos y para que nos pongamos en contacto contigo

Not readable? Change text.
0

Start typing and press Enter to search